Interview with Dr Elisabeth Cardis

Un Paral·lelepípede al Paral.lel de Barcelona

Primer programa a TV·3 CCOO

Mesures

Dr Emili Mayayo

Dr. Emili Mayayo Universitat Rovira i Virgili

BTV

TV3

Dia 15 de febrer 2010 18:00 convoquem a la premsa Plaça Espanaya BCN

VIDEOS SANT BOI 24 DE MAIG CEM: Perreta, Espluga, Mayayo, Kogevinas

Cambio 16 artícle Toni Oller Octubre 2007

sábado, 19 de abril de 2008

LA VANGUARDIA
Más de 100 personas se manifiestan ante el 3GSM en contra de las antenas de móvil



David Navarro Barcelona 14/02/2007 Actualizada a las 19:16h
Los asistentes al 3GSM, la feria de la telefonía móvil, se han visto sorprendidos a la salida del salón con una manifestación vecinal en contra de los supuestos efectos nocivos para la salud que provocan las antenas. Más de 100 personas, procedentes de los barrios de Sant Antoni y Sants de Barcelona y de ciudades como Sant Boi o Mataró, se han concentrado ante las torres venecianas de Montjuïc para alertar del peligro de las radiaciones de las antenas. Tras pancartas en las que se podía leer desde el escueto "Antena no" hasta demandas más locales como "Mataró neta d"antenes de móvil", los asistentes han coreado todo tipo de consignas reivindicativas.

El portavoz de los manifestantes, Toni Oller, miembro de la organización Ecologistes en acció y también vecino del barrio de Sant Antoni, ha reclamado que se realicen estudios independientes sobre los efectos de las antenas de telefonía móvil sobre la salud. Según Oller, "el 80 por ciento de los estudios sobre este tema que la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene en su base de datos, demuestran que la telefonía móvil afecta de alguna manera a las personas".Algunos de los efectos de las radiaciones emitidas por las antenas sobre las personas serían, según el portavoz, "cefaleas, migrañas, fatiga crónica y, en algún caso, cáncer". En este sentido, ha puesto como ejemplo el barrio de Sant Antoni. Toni Oller ha asegurado que los vecinos han registrado 80 casos de cáncer en la zona en los últimos tiempos, lo que considera que "es demasiado". Según los vecinos, esta incidencia de la enfermedad podría deberse a la influencia de la antena de telefonía instalada entre las calles de Campo Sagrado y Comte de Borrell.Zonas blancasMientras se realizan los estudios reclamados, Oller ha pedido que, entre otras cosas, se modifique la ordenanza municipal para reducir el número de microwatios de radiación permitidos a las antenas. De los 50 actuales, solicita que se pase a 0,1. Además, el portavoz considera que deben crearse las llamadas "zonas blancas": espacios sin radiación cercanos a instalaciones especialmente sensibles, como geriátricos o colegios.Los manifestantes presentarán próximamente estas peticiones ante los responsables municipales. Toni Oller ha explicado que hoy mismo ha recibido una llamada del primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Portabella, que se ha mostrado dispuesto a dialogar con ellos.
EL PAIS
CRÓNICA: BARCELONA MUSEO SECRETO
La antena de Campo Sagrado
IGNACIO VIDAL FOLCH 10/02/2007

Vota

Resultado 267554 votos

Hoy a las 12.00, por tercer sábado consecutivo, los vecinos de la calle de Marquès de Campo Sagrado y aledaños tomarán la calzada, y montarán allí una demostración que semana a semana va creciendo: crece en número de participantes, en la indignación que anima a unos, en la inquietud, la alarma, el temor de la mayoría.

Estas concentraciones se celebran delante del número 22, que corresponde a un edificio de Telefónica; un edificio de oficinas de color verde mar y proporciones agradables y discretas, aunque vacío y con las instalaciones desmanteladas, como se aprecia a través de los grandes ventanales. Sobre el terrado se alza una antena nueva, todavía a medio montar, que sirve de soporte a tres pantallas para la emisión y recepción de señales de telefonía móvil, y que después de muchos conflictos y recursos vecinales -a veces violentos, como hace unos días, cuando un vecino armado con una maza inutilizó el panel de mandos de la grúa que vino a instalarla- reemplaza a la antigua antena, desmontada en 2005 por orden judicial.
En este barrio cercano a las faldas de la montaña de Montjuïc, y concretamente en las azoteas de esta calle de aires burgués, menestral y gitano, postrimerías de la arquitectura del Eixample, hemos asistido a algunas verbenas de san Juan al son de las guitarras rumberas bajo guirnaldas de farolillos. Desde las terrazas se veía hasta el año 2005 aquella estación de telefonía móvil, su estructura vertical perfilándose contra la noche negra, y en la punta de la antena parpadeaba el piloto, como una estrella roja.
Cuando uno le daba la espalda a la fiesta y con un vaso de plástico en la mano se fijaba en el panorama de Barcelona, oscuro telón teatral sobre el que se recortaban la antena gigantesca y la luz roja parpadeante, recordaba sin remedio la cortina de los créditos de la antigua productora cinematográfica RKO Radio Pictures, que anunciaba sus magníficos filmes con una antena que emitía destellos y señales acústicas en series de tres pitidos agudos.
En punto a sugerencias misteriosas y promesas de diversión, a la antena de la RKO sólo la superó a finales de los años cuarenta, o ya en la década siguiente, la cortinilla de la J. Arthur Rank Organisation, con sus colores rancios y con su forzudo tañedor de gong que lo tocaba una sola vez, con un sonido grave, reverberante...
La verdad sea dicha: aquella luz roja difundía sugerencias pérfidas y ominosas como la estrella supuestamente valiosísima, supuestamente esmaltada de rubíes, que hasta mediada la década de los noventa coronaba el Parlamento búlgaro y que un buen día un helicóptero se llevó, casi nadie sabe adónde. Ahora aquella estrella roja, cuyas radiaciones infernales perforaban la niebla del cielo sobre Sofía luce en un escondrijo subterráneo, para deleite de un ladrón condecorado y sentimental...
Pero tengo que ocuparme de otras radiaciones: en el año 2003, el profesor jubilado G. García, vecino del 24 de la citada calle, o sea, el edificio contiguo al de la compañía telefónica, habiendo contraído una enfermedad grave y dado que en los últimos años se habían declarado en su escalera varios casos más, y algunos con desenlace fatal, entre ellos el de su vecina de rellano y el de la vecina del piso de debajo, empezó a preguntarse si aquella epidemia no tendría que ver con algún tipo de contaminación electromagnética debido a haber estado expuestos a radiaciones de telefonía demasiado densas.
Un vecino de unas puertas más allá, Toni Oller, sindicalista de Comisiones Obreras (CC OO), hombre combativo y tenaz, supo que el Ayuntamiento había denunciado a Telefónica por 27 antenas que no cumplían las normativas o que carecían de licencia. La de su calle era una de ellas.
Vecinos de las calles de Marquès de Campo Sagrado, Aldana, Comte Borrell, ronda de Sant Pau y avenida del Paral·lel, o sea, las más inmediatamente sometidas a la influencia de la señal de la antena, empezaron a intercambiar información, a levantar un censo de enfermos, cuyo número, afirman, es claramente excesivo y desproporcionado a la población del barrio.
En el año 2004 el Ayuntamiento y CC OO ganaron el juicio ordinario que obligaba a retirar la antena. El recurso que interpuso la compañía telefónica fue desestimado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que ese mismo año ordenó que se desconectara y desmontase.
Así se hizo después de las primeras protestas vecinales en julio del año 2005. Y enseguida todos se olvidaron de la antena, salvo algunos enfermos, y de vez en cuando alguien que al manejar el móvil constataba que se quedaba sin cobertura.
A principios de 2006, una carta del Ayuntamiento a los presidentes de las escaleras contiguas anunció que había acordado una nueva licencia para una antena, ésta conforme a las normativas. Volvió la alarma, empezaron las concentraciones vecinales.
No faltan los escépticos que atribuyen estos temores a una mentalidad supersticiosa, alimentada por una aciaga, aunque casual, serie de casos clínicos. A ellos les responden Oller y su equipo blandiendo mediciones, estadísticas, informes, casos.
Pronto, en las verbenas del barrio volveremos a ver encendido el piloto rojo.
museosecreto@hotmail.com

viernes, 18 de abril de 2008




Aquest BLOC va de l'antena de Marques de Campo Sagrado Borrell al barri de Sant Antoni, junt al Paral.lel de Barcelona.